Este es el articulo en el que una madre habla sobre el TEL. Publicado en la revista Di-capaz.

"Yo Noelia, tengo cinco años"

Hola a tod@s, soy socia de ATELMA , soy madre de una niña con T.E.L., y esto lo escribí hace ya., Fue algo que me paso hace años espero que os guste un abrazo y ¡feliz lunes !

En el parque dos madres desconocidas sentadas en un banco y muchos niñ@s jugando. Hay dos nenas que se miran mucho, se sonríen y juegan al pilla pilla. Una de las nenas tiene TEL, la otra nena le pregunta "¿Te dan miedo los vampiros ?" Y le contesta: "Te quiero mucho, a jugar al pilla pilla" .

 

La nena no sabía lo que era un vampiro y la madre al oírlo, entendió que otra cosa más que tenia que enseñar a su hija, como cada día. Poco a poco había que enseñar y aprender algo nuevo.

La nena preguntaba cosas: " ¿Cómo te llamas ?" ; y la otra respondía lo que podía o sabía: "Yo Noelia, tengo cinco años."

La otra nena se acercó a su madre y la dijo : "Mamá, esa niña se llama Noelia y no me responde cuando la pregunto y habla muy mal." La madre contestó : "¡PUES VETE A JUGAR CON OTROS NIÑOS !"

 

A lo que la hija respondió: "No mamá, me lo estoy pasando muy bien con Noelia y es muy buena." La otra madre que estaba sentada al otro lado del banco le dijo: "Disculpa, posiblemente no hable como debería, pues tiene un trastorno en el lenguaje,¡ pero tiene mucho que ofrecer, y por supuesto mucho que aprender! " La madre se quedó un poco paralizada y nerviosa, y le preguntó: "¿Es tu hija?" Y contestó : "Sí ,es mi hija." Y la madre toda avergonzada la pidió disculpas: "¡¡¡ Ay, perdóname!!!" Entonces, contestó: " Perdonada mujer, pero entiende que no solo mi hija tiene mucho que aprender . De entre todos los niñ@s, tu hija se ha quedado con mi hija, y eso me hace muy feliz. Yo creo que tu hija hoy te ha enseñado algo y puedes estar orgullosa . ATELMA (Asociación de personas con Trastornos Específicos del Lenguaje de Madrid)

GLORI "mi experiencia"

¡¡Hola a todos!!

 

Mi nombre es Gloria y el de mi hija tambien, aunque cariñosamente la llamamos "Glori".

Glori tiene 17 años (cumplidos en Diciembre 2010) y desde que tenía 4, su vida ha transcurrido centrada exclusivamente en evolucionar curricularmente para alcanzar una meta quizás más soñada por mí, que por ella misma............................ 

 

Glori
GLORI.pdf
Documento Adobe Acrobat [31.8 KB]

Reto y Placer

Como profesional que trabaja con niños en el campo de la terapia psicomotriz, el trabajo con un niño con T.E.L. ha supuesto para mi todo un reto y también un gran placer.

Porque aunque siempre ha sido difícil la comunicación con el (sobre todo al principio cuando tenia muchas ecolalias y jerga ininteligible, cuando rechazaba el contacto o los juegos compartidos) su alegría y sus ganas de hacer cosas han sido lo que me animaba a mi a seguir intentando la comunicación con el.

En cada sesión me ponía a su disposición con mi cuerpo, el espacio de la sala de psicomotricidad, los objetos, y le acompañaba, siguiendo cualquier inicio de juego.

Muchos intentos fueron fallidos, a veces me resultaba difícil llegar a el, comprenderle o hacer que el me comprendiera…. Pero otras veces si sentía que conectábamos y compartíamos grandes ratos de juego (hacíamos una casa, se metía dentro y yo era el lobo, o se dejaba balancear mientras cantábamos una canción…..) Ahora ya saca toda su creatividad e inteligencia y construimos juntos animales con módulos de goma espuma, telas, cuerdas…. “llegando hacer juntos cosas que soy incapaz de hacer sola”. Mirando hacia atrás, recordando estos dos años de trabajo juntos, me pregunto si le he ayudado yo a el, o si ha sido el quien me ha enseñado a mi lo que supone tener un trastorno del lenguaje, y no entender la comunicación tal y como la entendemos. He visto su evolución día a día (siempre con el motor de su madre detrás) desde que empezó a recibir ayuda específica por expertos en el trastorno. Ahora yo si comprendo que el repetir las palabras o las frases era para el una forma de acercarse al lenguaje y apropiarse de el, que los rituales en el juego le daban seguridad por que no entendía como se jugaba, y que todo lo visual es una gran ayuda para poder comprender mejor las situaciones. Y ahora veo que me pide ayuda, que señala lo que quiere, que me pide a que quiere jugar o que me cuente lo que ha hecho el fin de semana, y también veo como ha aprendido a leer y a escribir….

 

Me alegro profundamente de que haya profesionales que estudien estos trastornos y encuentren terapias que ayuden a los niños que lo tienen y de que haya madres generosas que quieran ayudar a otras familias que pasan por lo mismo que la suya, y quieren enseñar todo lo que han aprendido.

Mucho ánimo para ATELMA y todos sus asociados, en este camino que comienza.

 

Quica

Ir a la parte de arriba